En el hospital Holandés se conoció dos casos, sueltan al piso a un bebé y a otro le cambian datos


En la última semana se conoció de dos casos que ocurrieron en el Hospital Municipal Boliviano Holandés de El Alto; uno es el de un supuesto “cambio” de un bebé, y el otro, la caída de un recién nacido cuando la madre dio a luz en una camilla.

El abogado de la familia Pérez, Pedro Glasinovic, contó que luego de que diera a luz su defendida, la neonatóloga que atendió el parto  le dijo a la abuela que el bebé se encontraba en perfecto estado y que era un varón; sin embargo, quedaron sorprendidas cuando le entregaron a la madre a una niña.

Además, la falta del cintillo en la muñeca con los datos que lleva cada recién nacido, la ropa que no era la misma que entregó la madre para que vistan a su hijo y otros detalles llevaron a la madre a sospechar de que la niña que le llevaron no era su hija.

“El bebé tenía que nacer por cesárea porque su corazoncito estaba latiendo muy acelerado. Después del parto, la neonatóloga de apellido Luna me informó que el bebé había nacido bien, que no fue necesaria la cesárea y que era varón; pero cuando le llevaron a la sala trajeron a una niña”, contó Elena Pérez, abuela de la niña.

Finalmente, ayer, la mujer salió de dudas luego de que le entregaron los resultados de una prueba de ADN que indican que la niña es su hija, aunque expresaron su molestia por la falta de seriedad de parte de los médicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *